Paucartambo – Cusco

Celebración a la Virgen del Carmen

En el mes de Julio entre el 15 al 20 de cada año la provincia colonial de Paucartambo a 4 horas del departamento de Cusco, celebran la tradición cultural a la Virgen del Carmen o Mamacha Carmen, convoca a muchos feligreses y visitantes de todas partes del mundo, principalmente del pueblo y sus grupos de danzarines que irradian fe, encanto, color y jubilo. Danzas que brindan sacrificio de los fieles que lo realizan con cariño y devoción a cambio de su bendición y protección.

Los orígenes de la consagración de la fiesta a la Virgen del Carmen son conocidos por la tradición oral de la época colonial y republicana. El culto a la también conocida como la “Mamacha Carmen” se ha mantenido vivo por más de tres siglos, cuando los habitantes “Qollas” del altiplano llegaban arreando sus manadas de llamas, atravesando Paucartambo y Kcosóipata, con fines de intercambio comercial de sus productos. En uno de esos tantos viajes, para asombro de migrantes y nativos, surge la aparición milagrosa del rostro en relieve de la Virgen, en una vasija de barro. Este hallazgo fue recogido para perpetuar su imagen completa, que fue esculpida por artistas Paucartambinos, construyéndose además un templo donde la veneran con rezos y cánticos.

En su fiesta la Virgen se viste como una princesa y sale con un parasol inca fabricado con plumas de guacamayo, querubines de carne y hueso forman su corte con los Qhapaq Chunchos, sus bailarines favoritos, hacen guardia en torno a sus andas. Mágica y real a la vez tiene un profundo significado religioso, social y ritual donde se puede observar cómo se mantiene la identidad y costumbre de los pueblos andinos-mestizos claramente observado en la guerrilla de los Qollas del altiplano y Chunchus del oriente donde ambas naciones disputan la querencia de la Mamacha Carmen patrona del pueblo, realizada sobre el puente Carlos III por donde pasa el rio Mapacho. En el año 1985 la Virgen fue coronada por el Papa Juan Pablo II.

Entre las danzas que participan y bailan, pueden mencionarse a los Maqtás, los Qollas o Qhapaq Qollas, los Qhapaq Negro, Los Waka Waka, los Auqa Chilenos, los Sijllas Wayras, los Káchampas, los Saqras, las Contradanzas, las Qoyachas, los Misti Qanchi, los Negrillos, los Majeños, los Qhapap Chúnchu, los Chujchus, los Chúnchachas, los de Paucartampus, los Panaderos, los Danzaq, y entre otras que se mostraron su participación.

Su presencia en el Perú se refleja de modo especial en la existencia de dieciocho Monasterios de Madres Carmelitas que iluminan nuestro suelo; en la popularísima devoción al Escapulario, tan difundido en todas las clases sociales; en el número de localidades que han tomado su nombre o que la tienen por patrona; y, en las sagradas imágenes de esta adopción que se les presta culto en casi todas las regiones.

Publicado por: Julio Stevens Riojas

Anuncios